¡¡ Nos vamos
de vacaciones !!


Estamos cerrados del 19 al 26 de Junio de 2021.
Puede contactar con nosotros a través de Whatsapp o enviandonos un email a mudanburgos@gmail.com
¡¡ DISCULPEN LAS MOLESTIAS !!
X
Que y como comer en el otoño con la medicina china.

Otoño: Comer con las estaciones según la Medicina Tradicional China


El otoño corresponde al elemento Metal en la teoría de los 5 elementos de la medicina china y rige los Pulmones y el Intestino grueso. Para abrazar el otoño, elija alimentos que maduren durante esta temporada. Los alimentos que están listos para su cosecha son resistentes y se pueden secar o almacenar durante varios meses. Si está comiendo según la temporada, es el momento de llenar su despensa y bodega con alimentos secos, granos pesados, semillas, raíces y calabazas que ayudan a mover la energía del cuerpo hacia adentro durante el invierno. Es hora de bajar un poco el ritmo, de pasar un poco más de tiempo en el interior descansando, aumentamos nuestro tiempo de cocción y disfrutando de buena comida y compañía.

Comer alimentos de temporada a menudo aumenta la variedad en la dieta de una persona, lo que a menudo significa más diversidad y beneficio nutricional. El regreso a comer alimentos regionales y de temporada también es un paso vital para ayudar a garantizar la seguridad alimentaria para el futuro de nuestras vidas en este planeta.

Hortalizas de raíz

Cebollas, zanahorias, nabos, chirivías, rábanos, remolachas, patatas, ñames, batatas: si crece bajo tierra, son alimentos de otoño. Esta es una categoría muy amplia y gran parte de ella se superpone con los alimentos de finales del verano, por lo que no puedo enumerar todas sus vitaminas o propiedades curativas específicas, pero todas las raíces crean fuerza, tonifican el centro y la digestión. Las raíces dulces, como las batatas, benefician específicamente al bazo y al estómago y al elemento Tierra. Las raíces picantes, como las cebollas y los nabos, drenan la humedad y benefician los pulmones y al intestino grueso.

Frutos secos y semillas

Pequeños paquetes de nutrición y energía. Los frutos y las semillas construyen y fortalecen el cuerpo. Añaden peso y combaten las deficiencias. La construcción de Yin (líquidos y grasas) y los frutos secos calientes son buenos para personas delgadas, débiles y frágiles. Limite su consumo a aproximadamente un puñado por día y use una amplia variedad. Use frutos secos frescos, manteniéndolos en la cáscara hasta que estén listas para usar para evitar aceites rancios que agravarán las alergias y debilitarán el sistema inmunológico. Se deben evitar los frutos secos si hay exceso de humedad, flema o grasas.

Frutas de Otoño

Uvas, manzanas, peras, melocotones.... Las peras en particular benefician a los pulmones. Las manzanas son ideales para nutrir el yin. Podemos pochar ligeramente las frutas antés de consumir, haciendolas más digestivas.

Legumbres

Con alto contenido de fibra, proteínas y vitaminas, las legumbres son complejas, lo que significa que regulan el azúcar en la sangre, lo que es excelente para la diabetes. Contienen propiedades que contrarrestan los compuestos que causan cáncer en los intestinos, ayudan a aliviar la depresión y fortalecen el cuerpo en general. En términos energéticos chinos, recargan los riñones y las glándulas suprarrenales al tiempo que calman el sistema nervioso. Fomentan el crecimiento y estimulan el cerebro, la columna vertebral y la médula ósea. También drenan condiciones de exceso de humedad como edema y obesidad. Agréguelas a las sopas, coma hummus o salsas de frijoles negros, prepare una sopa de lentejas. Si no consume lentejas y legumbres con regularidad, comience lentamente, tal vez un tipo a la vez, y use una enzima digestiva hasta que su sistema comience a aumentar la creación de sus propias enzimas.

Alimentos, especias y hierbas picantes

La categoría picante corresponde al elemento Metal, la temporada de otoño, los Pulmones y el Intestino grueso. Una categoría muy amplia, el sabor picante varía desde picante y tibio como canela, nuez moscada, clavo, anís y jengibre, cebollas y rábanos hasta mentas refrescantes y bálsamos de limón. Su fragancia ayuda a estimular el apetito, aumenta la digestión y crea calor y circulación, y revienta la flema y la mucosidad. Hierbas aromáticas como la salvia, el romero y el tomillo hacen circular el Qi de manera similar, calientan y estimulan la digestión y se prestan para los platos salados. Las mentas ayudarán a drenar la congestión de los senos nasales.

Hongos y setas

Fabulosos para el sistema inmunológico, los pulmones y los riñones, los hongos y las setas comienzan a estar disponibles nuevamente en otoño.

Cocina de otoño

La forma en que cocine un alimento afectará a su cuerpo y cambiará un poco la energía de los alimentos. En otoño, incluya más alimentos que se cocinen lentamente durante un período de tiempo más largo, como sopas, guisos, alimentos de cocción lenta, platos para asar y horneados. Estos métodos crean un calor más profundo y proporcionan más energía. Si sufre condiciones de sequía excesiva, use más guisado o escalfado, que agregan humedad. Si sufre exceso de humedad, use métodos de secado, como hornear y asar. Es hora de desempolvar la olla de barro.

GRACIAS A: April Crowell. TRADUCCIÓN: mudan.es

VOLVER Al BLOG